Verdugos

¡Decapítale!
Sabes que lo merece y con eso te consuelas…
¿O eres de esos pocos que disfrutan al ver sangre?

¿No sabes lo que hizo?
Quizá quitó una vida…
A eso mismo te dedicas,¡qué curioso!

“Pero ellos lo merecen”, insistes mientras matas.
¿Conoces sus motivos?,
¿conoces a sus víctimas?

¡Muchas veces has dicho que no tienen excusa!
Pero tú si la tienes.
Eso dices.

La verdad es que “está bien”, porque se trata de ti.
Así eres tú con todo y todos somos como tú.

Somos inocentes siempre;
nuestra excusa es siempre justa.
Más, por actos semejantes a los nuestros,
al vecino hay que decapitarle.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger