Por aquí no pasan carros

Hoy hablabamos com mi mamá de lo bonita que es la zona en que vivo, con todo cerca pero sin ladrones ni pleitos... Por más que cueste una vida llegar aquí, resulta tranquilizador salir de casa sin estar seguro de que lo van a asaltar a uno.

Y en eso llegamos a la esquina, donde una muchacha estaba explicando las circunstancias en que ¡acababan de asaltarla!

Cuando le comente a un amigo en la red lo que había ocurrido, y que yo creía que por aquí no asaltaban, el me dijo una frase muy simple, que me dejó la cabeza llena de humo; algo así:

"Y por aquí no pasan carros, pero a muchos de mis gatos los atropellaron."

Está como mal el mundo, y uno lo sabe, claro, pero no todos los días cae en la cuenta de que uno vive ahí.

¡Compártelo!

1 comentarios:

Clau

El mundo o los que vivimos en él?...en ocaciones es mejor decidir no ser parte de el aunque nos encontremos tan explicitamente ahi...siga teniendo la persepcion inicial, asi sera dificil encontar las que le son adversas.

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger