Sí, me hace llorar, ¿Y qué?

Pero también me hace pensar en lo maravilloso de poder ver a los ojos a tu hijo y no tener miedo de sus preguntas. Aparte que está llena de frases que simplemente son la verdad. Por ejemplo, "Aquí, lloramos todos", y la frase que me encantó desde el principio, cuando no comprendía lo demás: "Uno no siempre hace lo que quiere, pero tiene derecho de no hacer lo que no quiere".

Me quitaría el sombrero, de no ser porque jamás uso uno.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger