El secreto de la felicidad

Haré dos cosas con mi vida.

Tomaré lo que odio y lo cambiaré. Dolerá, porque para estas operaciones no puede uno estar anestesiado.

Y cuando acabe y no me reconozca, tomaré lo que no pude cambiar, y aprenderé a quererlo con tanta intensidad que creeré que son mis mejores atributos, de modo que pueda olvidarme de ellos.

Y si he de llorar, odiar o amar en el proceso, que así sea.

Y si un día tengo miedo, pues lo tendré que usar. Así es, usarlo, para cuidar de mi misma, evitando que sea el miedo quien me utilice a mí.

Y si un día te odio, haré callar a esa parte de mí. Y si un día me odio, me preguntaré porque, para empezar de nuevo.

Y cuando ame, ojalá que pueda demostrarlo.

¡Compártelo!

3 comentarios:

MoonsDream

Un método original. A veces, las raices más profundas son las únicas que pueden ayudarnos a sobrevivir...

¡¡Besos!!

Soy Rosée

Que lindo.
Gracias por dejarme ese fragmento en mi blog,de verdad que es muy lindo.
es tuyo o es citado, buuu perdon si es de alguien conocido soy malisima jeje.
besotes y gracias de nuevo.

rosée

Yess

Gracias. Sip, lo son.

No, es mío. De hecho, lo inicié en tu comentario, así que más bien gracias a ti Rosée. A veces paso por ese desánimo y eso es lo que me digo, aunque cada vez con palabras distintas, claro.
Entiendo, uno no puede recordarlas todas, ^_^

Besos también. Y gracias por comentar.

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger