Prosa relativamente poética

No tengas miedo ahora, no tendré miedo yo. Y si cantas o sufres o si ambas cosas decides merecer, yo seguiré sentada en el mismo portal, esperando a que pases y me hagas llorar.

Y guardaré mi llanto, causado ahora por tí, para ahogar un día penas que no sepan de tí. Me diré, como loca, que podría ser peor, que podrías ser tú, y no diré tu nombre porque seré incapaz de recordarlo, porque lo que es importante y debo recordar es el dolor, el miedo y las ganas de llorar, para nunca mentirme que el ayer fue mejor, por que ni el pasado ni el futuro son mejores, solamente distantes... ajenos y distantes.

Recuerdame con llanto y con amor, justo como te recordaré yo, estúpido pasado que merezco, ingrato futuro que cultivo.

¡Compártelo!

1 comentarios:

francisco

Tienes mucha sensibilidad poética y
eso fué tu escrito...
Me queda la impresión de que no sean tantas tus ansias de lloras, sino de ser amada.

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger