Consecuencias

Sucede que cada vez que tomamos una decisión, hay consecuencias.

Una vez escuché a un sacerdote explicando que somos dueños de nuestros actos, pero no tenemos derecho a quejarnos después; que puedes elegir faltar a clases, y nadie tiene porque juzgarte, pero será tu amigo el que te advierta que luego, esa falta puede acabar disminuyendo tu calificación. Y viendome a mi misma, debo admitir que por un motivo o por otro, he hecho esa elección más de una vez. Y lo hice como se debe: sin quejarme ni insultar a nadie cuando me dieron la calificación.

Al tomar decisiones, debemos estar listos para soportar las consecuencias, y de ser posible, tener un plan para manejarlas.

¡Compártelo!

4 comentarios:

El chico de goma (:

Sin duda.


Todos somos muy gallitos para hacer algo. Pero muy pocos asumen luego las consecuencias.


Interesante entrada :)

Yess

gracias.

P*

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa♥
Amé el Early Times que vi el enlace en tu otro blog ♥

Un beso!

*Interesante entrada, me gustó

MoonsDream

Nunca tenemos suficiente valor para poder hacer las cosas de frente y no tirar la piedra y esconder la mano.
Y si haces, algo, tienes toda la razon, tienes que ser consciente de que todo acto tiene sus consecuencias.
Vuelvo a leerte, por cierto, que llevaba mucho sin pasar xDD
Un beso!

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger