Miedo y comprensión.

"Orden para el caos". Me gusta esa frase. Resonó en mi mente tanto tiempo que acabé por escribirle un relato. Pero el significado de esta frase en el mundo real  no parece tener mucho que ver con el que tomó en mi historia. Es que comienza a ser difícil creer que los opuestos se complementan.

En el mundo real, los opuestos son opuestos y ya. No se complementan porque no pueden ver lo que hay de bueno en el otro. Porque no comprenden al otro. No intentan comprenderlo, debido a que le temen.

Así es el mundo real, nos enseñan a temer desde pequeños. Mucho tiempo después, entendemos para qué, y por qué. Aprendemos a no hablar con extraños, ya que estos podrían ser asaltantes. Aprendemos a no confiar en nuestros conocidos porque la mayoría de los secuestros y violaciones son perpetrados por conocidos de la víctima. No queremos experimentar porque así ocurren los accidentes.

Vivimos en la oscuridad, donde todo se ve siniestro e incomprensible. Los verdaderos peligros son ocultos, mientras lo demás nos parece temible.

He notado que las historias para niños, al contrario de los noticieros, incitan a romper la barrera creada por el miedo. Algunos niños creen en las historias,  muchos de estos descubrirán cosas increíbles y conocerán a personas buenas, incluso van a descubrirse a sí mismos. Pero las historias para niños no han cambiado al mundo - aún no, al menos - y el resto de los niños que aprendió a confiar y a dejar su miedo atrás, tendrá un final trágico, un accidente con repercusiones, o al menos una terrible decepción.

El mundo es complicado. Debemos elegir entre vivir  o seguir con vida. Entre ser o solamente estar.

En el mundo real, los héroes pueden morir; sin que podamos cambiar la pagina ni retroceder la película.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger