todos y cada uno de nosotros.

En el mundo real, todo el mundo muere. Más tarde o más temprano, de una forma o de otra. Y eso suena terrible. Y da miedo.

Muchos de nosotros vivimos en función de nuestra muerte. Antes de realizar el gasto necesario para nuestras vacaciones soñadas, compramos un lote en el cementerio. Antes de escribir una carta de amor, llenamos documentos, diferentes dependiendo del país, que en resumidas cuentas son nuestro testamento.
Todos los días fingimos que no sabemos que nos vamos a morir... pero vivimos en función de ese día que no queremos pensar que llegará.

Pero, ya calma; que si bien todos morimos en el mundo real; también vivimos. Todos.

Unos bien, otros mal. Pero vivimos. Afectamos a personas que nisiquiera saben que existimos, amamos  a gente que luego resulta no merecerlo, y cuando le damos el paso a una ambulancia, probablemente salvamos una vida. Hacemos cosas estupidas sin importar lo listos que podamos parecer, y aún en los momentos más extraños y en las situaciones en que nos sentimos confundidos, podemos tener momentos de genialidad.

Con la posible excepción de los hijos de madres que no quieren llegar a serlo y los bebes que mueren sin que podamos entender porque, destruyendo el corazón de sus madres. Y dije posible solamente. Porque hay vida en todos los detalles. Sólo Dios sabe lo que hay durante y después de la muerte, y lo que hay antes del nacimiento. Porque al menos es seguro que afectan a otras personas y que existen. Fueron amados (en cuyo caso seguramente aún se les ama) o causaron preocupación. Eso, es vivir.

Sí, hay un último día. Pero hasta entonces, ¿que tal un experimento?: vivir en función de la vida, de nuestras respectivas vidas, en lugar de vivir para la muerte, la política o el dinero.

Intentelo, y que tengan un buen día y una vida que valga todo lo que hay que luchar por ella. :)

¡Compártelo!

2 comentarios:

Mr. fuser

dices bien, que algunos estan en funcion de su muerte, pero los que hacen eso creo que no tienen expectativa de vida y estan pensando el dia en que su muerte sera lo que mas quisieron hacer bien.

vivir en funcion de la vida suena facil pero no lo parece, ya que hacerlo corresponde a comerter errores, ser felices, amar o no amar, etc... y creo que eso le hace tener miedo a la vida

cuidate y bonito post

Yess

Gracias.
Cuidate también.

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger