Facetas

Mi yo idealista quisiera tener que pensar menos en las calificaciones y en las fechas de entrega y más en aprender. Pero mi yo idealista convive con una adicta a las historias, una estudiante mediocre, una niña crecida... Hay demasiadas facetas en las personas supongo (o estoy loca nomás). Podría manejar eso, me parece. Pero no puedo manejar los imprevistos, y el protocolo inútil. Las filas en el supermercado, el banco... el tráfico. Eso no es gran cosa comparada con los verdaderos imprevistos. Y peor que los imprevistos, es la burocracia.

Al final, todas  esas cosas que deben ser resueltas pero que nada le aportan a mi esencia, se quedan con todo el tiempo. Cuando deje de preocuparme por el relajo de la época de matrícula y memorizar cosas inútiles, tendré problemas más complicados. 

Suerte que también hay una persona positiva en mi ensalada psicológica, haciendo que me levante por las mañanas, que matricule clases, y que intente hacer las cosas bien a pesar de que las experiencias pasadas deberían haber acabado con mi entusiasmo.

Así, mi estado de ánimo es una montaña rusa, pero voy tirando.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger