Vuelvo

Ya, estoy saliendo de una crisis obsesiva por tres historias que no voy a mencionar aquí pero que cualquiera que  se haya comunicado conmigo estos días sabrá identificar.

A causa de eso, se incrementa la lista de personajes por describir, me ausenté de mis sitios de lectura, y de publicación, no estudie prácticamente nada en toda la semana, y ahora me siento vacía. Para llenar el vacío, como resultado indirecto, estoy escribiendo una historia que no se suponía que iba a escribir, lo que implica que voy a a avanzar menos en las que sí estaban en planes.

Como sea, ya estoy de vuelta. Por fin publique el tercer capítulo (12 años) de Siete Niños, y a partir de mañana intentaré que mis entradas vuelvan a la normalidad. Lo mismo con las lecturas que tenía pendientes.

El caso es que hay mucho que leer mucho que escribir. Y eso esta bien, porque la realidad no me gusta. En todo caso, debo ir a clases, así que no me puedo librar del mundo real por ahora.

Deséenme suerte, la necesito... o que los días duren el doble.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger