Me parece qué...

Existen las historias de terror, con sus monstruos terribles y victimas frágiles que intentan ser valientes. Y existe el mundo real con sus monstruos de apariencia común e  intenciones terribles y victimas que están demasiado cansadas o demasiado furiosas como para ser valientes.

Pero, bueno, no todas la historias tienen que ser de terror. Eso sí, ya no hay ningún final feliz garantizado, y  no podemos esperar que el escritor o el guionista tome la difícil decisión de qué momento es bueno para resignarse y cuál es bueno para luchar. Toca pensar, toca ser valientes. Pero vale la pena para no vivir en una mediocre película de miedo.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger