Final.

A veces las cosas se terminan.
"A veces", que en nuestro mundo quiere decir "tarde o temprano". Se terminan los libros, las conversaciones largas, las exposiciones y las fiestas. Para el conocimiento, cuyo límite no conocemos, cualquier asignatura carece de significado porque también los cursos se terminan.
Lo divino prosigue, lo humano tiene fin. Y lo que queda, los legados, lo que cambia la ruta de una vida, se convierte en roca desgastada por el clima, devorada por el bosque, y malinterpretada por el futuro.
Todo llega a su fin, como ahora lo hacen estas líneas.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger