Gracias al papel. Nº3

Después de largo tiempo postergándolo, y por mientras re-leo los primeros libros de Skeleton Creek, para poder poner las críticas juntas o por lo menos en orden, dejo mi comentario sobre un libro adorable.


Magik 
por Angie Sage

No tiene caso, no aprendí nunca a hacer una reseña decente, así es que con dolor en el alma, les dejo un simple y básico spoiler de un libro precioso que conseguí casi por coíncidencia.

El libro se titula Magik, la saga es Septimus Heap. Me costó entender eso, quien sabe por qué. La escritora es Angie Sage. Disfruté el primero y muero por leer el segundo.
Si bien forma parte de una saga, este libro termina por su cuenta. Eso sí, al final incluye... el inicio del otro. Postergué esa lectura hasta que pude poner mis manos sobre la segunda parte (Flyte, actualmente en lectura).
La historia es algo sencilla, si cuenta mi opinión, aunque bien hecha. Una familia en un "reino mágico" pierde a su hijo recién nacido, y bueno, ese niño secuestrado/muerto/perdido es Septimus Heap. Y se deja bajo el cuidado de esta familia a nada más y nada menos que a la princesa. Pasan diez años, y explota el desastre. Sí, ya estaba todo muy raro, pero empeora, y de pronto tenemos a los Heap escapando y a la insoportable Marcia Overstrand cuidando de la princesa y quienes la acompañan. Incluido el niño sin nombre que tiene exactamente diez años y que da lástima y coraje al mismo tiempo.
Entre sus perseguidores está el aprendiz de Domdaniel (mago oscuro también conocido como "Villano de la historia"... al menos así es como yo lo llamo xD). Ese aprendiz, resulta ser un niño de diez años cuyo nombre no se nos cuenta de buenas a primeras.
El libro trata sobre el descubrimiento de muchas cuestiones que los Heap ignoraban sobre la situación. Trata sobre un niño que intenta estar a la altura de lo que su poco agradable maestro le ha enseñado, sobre una princesa que no sabía que lo era y un niño educado para ser soldado que acompaña a la princesa y su hermano contra su voluntad. Trata sobre magia, y sobre lo buena y lo mala que puede llegar a ser, y sobre la mujer que ostenta el cargo mágico más alto en el castillo y el hombre que quiere ese puesto de regreso.
Sí, todo eso cubre, pese a que pasamos todas esas páginas leyendo como los protagonistas intentan ocultarse de los peligros o enfrentarlos según haga falta.
Debo admitir que el final me tomó por sorpresa, me vino a la mente la frase "¿así nomás?", pero en retrospectiva, no está tan mal. Digo, uno se da cuenta de que Marcia no estaba sólo presumiendo.
Los personajes son... diferentes entre sí. Los hay muy malvados, muy adorables, muy tarados (nunca antes había dicho eso del hijo mayor de una familia protagónica, me parece) y otros muy... egocéntricos. Hay para repartir odio y afecto, y sí, algunos son estereotipos pero muy bien manejados.


¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger