Gracias al papel. Nº 7

El retrato de Dorian Gray
Oscar Wilde

Casi no lo leo, en serio. Pero al final, acabé por darle una lectura a este pequeño. Incluidos los cuentos que venían de pilón y que los hay buenos y mejores... uh, no: odié el de El Ruiseñor y la Rosa, pero ese es tema que no viene al caso.
Mejor hablemos de la novela.
 
Dorian Gray era un hombre hermoso, tal vez demasiado joven.
Hallward era un pintor que había descubierto la belleza que buscaba.
Lord Henry era... un sujeto ingenioso y hedonista.
Y todo estaba en orden y calma hasta que a Oscar Wilde se le ocurrió ponerlos en el mismo lugar y capítulo. Dorian Gray descubrió el significado y la fragilidad de su belleza, y eso puede destruir a un hombre.
Y Dorian Gray, bajo la guía de Lord Henry hizo más que destruirse: destruyó a otros.
¿Qué es bueno y que es malo, después de todo? ¿Qué pasa si podemos dejar guardados nuestros pecados en lugar de tener que llevarlos con nosotros los podemos guardar bajo una manta? 
Este libro es toda una pieza. Descripciones, y personajes bien desarrollados, desde lo principal hasta los sitios y personajes que aparecen muy poco. Y sin embargo... los diálogos, tan lindos y todo, ¡me sonaron tan imposibles!. Será cosa de lo que uno se acostumbra a escuchar jeje.
Fue una buena lectura tan pronto como conocí a un personaje que me pareció una maravilla y hubo conexión con la historia. Se puede percibir la oscuridad en el libro y tiene sus momentos.
Y a ratos lo aborrecí. ¡Es que había cuestiones tan "de buena suerte"!, pero al final ese camino llevó a un final que me encantó.

Como nota curiosa: es uno de esos libros en que muere justo el personaje que me caía bien. (Personajes que me agradan: TEMED).

¡Compártelo!

2 comentarios:

Manuel

Muy buena obra. Esa novela me la regaló un tío que tenía una imprenta. En sus mejores tiempos, él siempre me hacía un libro de más si sabía que había alguna obra de mi interés en sus pedidos y así fue que un día sacaron ediciones de "El retrato de Dorian Gray".

Fijate que a mí sí me gustaron los cuentos, de hecho que hay que verlo como una crítica muy dura a la sociedad victoriana en la que le tocó vivir a Wilde y que tantos padecimientos le hizo pasar.

Dato curioso: el primer cuento que recuerdo haber leído es "El príncipe feliz" y todavía tengo el libro en que venía. (Lo guardo desde los 6 años).

Tania Yesivell

Eso sí, no voy a negar que lo dicho en ese cuento que no me gustó era muy cierto aún ahora. Pero hay otras cosas ciertas que no se tomaron en cuenta, creo que eso fue lo que no me terminó de gustar.
Siempre me olvido de que debo ver el entorno del escritor en el libro, en lugar de leerlo como si transcurriera aquí y ahora.

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger