A veces pasan cosas buenas

Sé que he dicho mil veces que el mundo real es duro. Y de esas mil, varias han sido aquí en el blog.
Cuando leo un libro y todo sale bien por coincidencia, me parece un insulto.
Lo que al mundo real le falta es justicia: compensación a las intenciones, el esfuerzo, el sacrificio y demás. Y sí, la ficción que me gusta provee eso. No sé si antes había pensado en ello.

Cuando leo un libro y todo sale bien porque alguien se lo ha ganado, me pregunto, ¿por qué no pasan estas cosas en el mundo real? Y eso no es del todo correcto preguntarlo. Por qué soy una de esas muchas personas a las que les consta que en el mundo real pueden pasar cosas buenas, que pueden aparecer oportunidades para quien las busca, que una coincidencia puede adelantar un diagnóstico de cáncer, que un amigo puede decir las palabras correctas en el momento correcto.... Y que a veces, cuando una persona trabaja como es debido y más, es compensado.

El domingo, cuando planeaba mi semana y pensé en que ya días no publicaba nada de "El mundo Real", me dije "alguna desgracia ha de estar ocurriendo, es cosa de ver las noticias", y luego me di cuenta de que he sido injusta. Porque a veces las cosas agradables, también son del mundo real.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger