Está dicho qué...

El amor por la lectura se aprende. No se enseña.
Nadie puede obligarnos a enarmorarnos. 

¡Pero si nos pueden presentar prospectos! :D

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger