Jabez Stone

Si conociera a alguien como Jabez Stone el escritor...
Eh... ésta es dificil. ¡Ah!, ya sé: lo invitaría a la revista a pesar de su mala suerte (me pregunto a dónde llevaría eso). En la película, es un personaje muy humano, así que se ganó mi interés desde la primera escena.

El personaje
Jabez no es mal tipo, y al menos ofrece un poco de resistencia en determinados momentos. Me cae bien en más de una manera. Pero tiene un lado egoísta como todos, y no creo que se conozca muy bien a sí mismo.

Tal vez me llama la atención por el hecho de que su frustración inicial me resultó comprensible. O por ser creíble, en el sentido de que sufre esa lucha interna que, por lo visto, sufrimos todos.

Llega a causarme lástima la forma en que es engañado y todo eso. Sobre todo porque él se deja engañar... o se engaña a sí mismo. En parte, su conducta me molesta, por que se deja dominar y destruir por la situación, y nunca me espero eso en los personajes ficticios.
Más allá de su vocación, este personaje representa a todo tipo de personas, en el sentido de que sacrifica lo que su alma le exige para poder tener lo que se supone que debería querer. La definición del éxito, que debería ser algo personal, se la impone su entorno y, en particular, esta entidad que quiere aprovecharse de él. Sí, él tipo bien podría representar a media humanidad o más.
Alec Baldwin hace un buen trabajo personificando a tantas personas bajo el nombre de un personaje "adaptado".

La historia
Lo de "personaje adaptado" lo digo porque la película en la que conocí a Jabez Stone, el escritor, es adaptación de una obra literaria (The Devil and Daniel Webster, de Stephen Vincent Benét); y no es la primera.
En la película "Shorcut to Happiness", un interesante grupo de actores dan vida a personajes del mundo literario en el que Stone intenta obtener el éxito y es prácticamente forzado a pactar con una representación femenina del diablo. Cumplido el plazo acordado, pero insatisfecho con los resultados y con la idea de perder su alma, Stone obtiene la ayuda de Daniel Webster para tratar de salir de su predicamento.
Buena película, en mi humilde opinión.
En el original, que está por ahí en mi lista de pendientes, ni siquiera se trata de un escritor. Le sobran las adaptaciones, eso sí.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger