Última Inspección


Taller de escritura "Móntame una escena"
Escena #9: De principio a fin


1. El texto se contará con un narrador en primera persona.
2. La primera frase del texto ha de ser: “Me giré al escuchar sus pasos”.
3. El texto terminará con la frase: “cerré los ojos, incapaz de seguir mirando”.


--------------------

Última Inspección



Me giré al escuchar sus pasos en el recibidor.


―¿Encontró algo? ―dije, con ese tono irónico que alguna vez había sonado poco propio de mí.

―No señor, nada.

¡Dos horas! ¡Dos horas y quizá más para concluir que no había nada en un salón vacío! Para protocolo, era bastante esfuerzo.

Todo había comenzado con la inspección regular de arena. Al parecer, el proveedor había traído grava: el ir y venir de inspectores duró más catorce cientos de horas. Casi me vi en la bancarrota por el exceso de gastos en impresión de papel y transferencia de archivos digitales.

Por supuesto, habían decomisado la arena equivocada y la arena de playa. Luego empezaron las otras preguntas.

Inspeccionaron todos los aspectos posibles. De pronto querían saber sobre la roca para montaña y el humus que teníamos en reserva. ¡Y se atrevieron a reportar el humus como “demasiado antiguo”!

Para examinar todo, se llevaron cada tipo de suelo y durante los siguientes veintitantos cientos tuve que vender “no hay”.

Perdidos los clientes, no se hicieron esperar los proveedores con sus dudas y cobros. Y así se acumularon los problemas, hasta llegar a ese día.

Al menos era la última inspección.

Cuando la mujer se fue con su reporte, yo me quedé esperando al próximo visitante: un posible comprador.

Le di un vistazo más al salón principal, de donde habían retirado las muestras nuestros proveedores. Ya no había en él suelos que pudieran presentar defectos. Tampoco había nada que vender, más que el propio salón vacío. Abatido ante la oleada de recuerdos cerré los ojos, incapaz de seguir mirando.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger