El título al final. Semana 2.

La primera semana después de proponerme algo siempre es sencilla. Todavía está nueva la idea, encendida la llama del entusiasmo y... Sí, lo que quiero decir es que el lunes terminé el último capítulo de la novena historia sin nombre, y fue sencillo. He tenido tiempo para hacerme una pequeña Zim wiki de apuntes de la historia, donde anoto los datos que voy descubriendo sobre el entorno, los personajes, la historia.

RESULTADO

Un capítulo final de 4105 palabras, pendiente de corregir. Ese cierre lo he pensado por mucho tiempo, pero a mis ideas suele faltarles forma así que obtuve lo planeado pero distinto. Ya tengo los nombres de los personajes principales, la revelación de un secreto que ahora debo guardar durante el resto de la historia, y aunque hay un escenario definido, no es en el que transcurre el resto de la historia. Así que... el final no dirá gran cosa sobre la historia. Pero sí tiene preguntas, que es lo que necesito para escribir el resto. Un momento, ¿que las preguntas no son en los primeros capítulos? Yay. 

PROBLEMAS
Es posible que mi diccionario de sinónimos (el primero que encuentra google, mejor dicho) me esté quedando mal. Veamos... ¿ven cuando hay una guerra y uno de los dos se rinde? Entonces proceden a establecer los términos de:... ¿la qué? No sé porque justo se me ha escapado este término. ¡Por una semana se ha escabullido el desgraciado!  No sé desde cuando se me olvidó, o sí es que tengo la palabra correcta y por eso no encuentro un sinónimo que quede mejor... Bueno, que ese sea mi mayor problema en una redacción es lamentable y... afortunado.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger