Mientras tanto, en el universo conocido

|Equilibrio| 11 - ParálisisRackel había visto algo en mis ojos que la había asustado y cautivado por igual. Si fue mi carácter o la determinación de convencerla, no lo sé. Tal vez sólo vio mis ganas de seguir con vida, o... el futuro. Lo que fuera, ella no podía comprenderlo, no podía leerme con la facilidad con la que había leído a tantas personas antes. Al parecer no conocía el lenguaje.
Si se quiere, este capítulo es el principio del fin. Esta situación siempre fue un principio, pero no hace mucho que se convirtió en el principio del fin. Es pronto, ¿no? No he llegado ni a la mitad de la historia.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger