Experimentos de una aprendiz de escritora. Nº 11

Declaración de amor
Ejercicio # 11 de la Guía para la aprendiz de escritora, por Grisel R. Núñez.

Como no se me ocurrió un buena excusa para postergar esto, aquí está el siguiente ejercicio literario.

Este va sobre algo que no me gusta escribir, porque sé lo terrible que es cuando no se hace bien. Pero, que remedio, igual hay que hacerlo de vez en cuando. Así que, aquí la tienen, desde las profundidades del personaje enamorado y adorable que más reciente estaba en ese entonces: una (*estremecimiento de nerviosismo y disgusto*) carta de amor.



Hey.
¿Está ordenado el mundo?

Pensé que esto sería más fácil por escrito.
Tomarme todo el tiempo del mundo para dejar salir las únicas palabras que jamás supe como decirte.
Desde un trivial saludo en que te llame con un apelativo cariñoso, hasta una promesa que dure varias vidas. ¿Sabes de lo que hablo? Ya hay, entre nosotros, incontables promesas que son tan mudas como inquebrantables. Pero nunca he podido prometerte que estaré, de algún modo, cada vez y justo como me necesites. "No puedes saber eso", dirás, algo molesta por esa promesa que podría ser rota mañana o en veinte años. Pero, igual quiero prometerlo. Quiero cumplirlo.

Quiero admitir que a veces siento miedo cuando dices que tendrás una cita. Temo que salga mal, como he temido siempre que el desorden del mundo te haga daño. Pero... lo siento, lo siento mucho, pero debo decir que también he empezado a sentir miedo de que salga muy bien y acabes por amarlo. Nadie será capaz de hacerte tan feliz como mereces. Ni él, ni yo. Pero ya sabes cuánto puedes pedirme y que recorreré todos los caminos que haga falta para poner una sonrisa en tus labios. Ya sabes que no necesitas hacer nada, y yo sé que no debo traer caos a tu vida.

Y aún así quiero decir todo esto. Confesar que envidio al orden mismo por tener tu total atención, que a veces me sorprendo pensando en una excusa para llamarte cuando apenas llego a casa después de pasar toda la tarde contigo, que la lluvia me hace pensar en ti... también los días soleados. Que lo odio por haberte besado primero.

Sé que no soportarías tanta información, tantas emociones confusas. Pero tranquila. El día en que escriba una carta que si pretenda enviarte, diré directamente que creo que te amo.


¿Qué tal quedó?

¡Compártelo!

3 comentarios:

M.A. Álvarez

¡Hola! Me parece que has tomado una gran decisión, la de escribir sobre un género que no sea tu preferido, ya que se aprende mucho así también. Hay muchos fragmentos de este texto que me han gustado. El final tiene su sorpresa al decir que no mandará la carta que está escribiendo (y que estamos leyendo) y acaba el texto con una declaración sincera y sencilla con las palabras "te amo". Creo que es un buen ejercicio.
Un saludo :)

Tania Yesivell

Si, es bueno intentarlo. Aunque me acuerdo que pasé mucho tiempo escribiendo y borrando y tratando de encontrar algo para ese ejercicio. Por suerte tenia fresquito a ese personaje que necesitaba una declaración de amor. Soy tan simple en esos temas...

Sameq

Jeje, este tampoco es mi género preferido para escribir, así que entiendo la dificultad, pero son justamente ese tipo de retos los necesarios para atrapar las entrañas de un personaje. Creo que dentro del misterio sobre la historia que hay detrás y todo, me gusta el aire triste que tiene. De los párrafos me gustan el primero después del saludo, y el ú. Y siento que en el penúltimo, cuando empieza "Y aún así quiero decir todo esto", está un poco forzando la narración. Si tuviera el tono del primer párrafo, como "Pensé que esto sería más fácil por escrito", creo que iría más natural.
Y eso, buen reto.

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger