Experimentos de una aprendiz de escritora. Nº 26

Elige bien las palabras

Ejercicio # 26 de la Guía para la aprendiz de escritora, por Grisel R. Núñez.

No les cuento específicamente el ejercicio, pero seguro se notara porque es  el aspecto en que se nota el esfuerzo.
Este es uno de mis puntos débiles, pero se hace lo que se puede.



Como si diera excusas
Me miró con los ojitos suplicantes y los brazos cruzados frente al pecho. No dijo nada, pues nunca lo decía cuando estaba enojado.
―Nana dice que no has preparado tu mochila ―comenté, como quien no quiere la cosa.
―No la ocupo.
―¿Estás seguro? ―agregué, haciendo lo posible por sonar tranquila, sin juzgarlo.
Asintió, con esa seriedad que sólo poseen los niños más pequeños.
―Es para niños que van a ir al kinder.
―Sí, eso es. Niños que van al kinder, como tú. Ya te lo habíamos dicho.
No dijo nada. Permanecía serio y controlaba la conversación con su silencio. Siempre me sorprende y me desespera la forma en que los niños pueden llevarte a callejones sin salida.
―Podrás jugar con otros niños. Y aprenderás muchas cosas nuevas... ―me exprimí el cerebro, intentando encontrar una razón que tuviera sentido para él―. ¿Recuerdas lo mucho que te gustan los cuentos?
Asintió, animado pero con cautela.
―¿Y recuerdas como lloras cuando quieres un cuento y todos están ocupados?
Reconocí la curiosidad en sus carita mientras me respondía que sí.
―Los niños que van al kinder, aprenden letras, y un día, después de estudiar y aprender mucho, pueden leer sus propios cuentos ―dije, esperando poder tentarlo con eso.
Lo meditó, y parecía no llegar a ninguna conclusión, así que agregué:
―Y te leerán cuentos a diario. Y aprenderás a contar. A mí me gustó mucho.
―¿Fuistes al kinder? ―se sorprendió.
―Por supuesto. ¿Cómo iba a perderme la oportunidad? No puedes ser doctor, ni abogado, ni ninguna de esas profesiones que ves en la televisión, si no vas al kinder para empezar.
―Bueno, voy a ir ―dijo, de mala gana.
Pero temo lo que ocurra con mi pequeña victoria cuando haya pasado una semana y todavía no le hayan enseñado a leer.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger