Nada es lo que parece (Reseña)

Este es el libro, visto desde fuera:

    Nada es lo que parece



Tras una experiencia amarga y dolorosa Jimena Costa decide trasladarse a Santa Brígida, su pueblo natal. Una tranquila localidad que pronto verá alterada la apacible vida de sus habitantes por la desaparición y asesinato de varias jóvenes, dejando a la población inquieta y conmocionada. La investigación de los crímenes nos llevará por una encrucijada de caminos escabrosos e inesperados que confluirán en Jimena. Página a página el mal se irá apoderando del pueblo creando un clima desasosegante y malsano hasta sorprendernos con un final desconcertante que nos sobrecogerá y nos hará reflexionar. Porque en la vida... "Nada es lo que parece".


Y ésta es mi historia con él:

Era febrero. Judith, de Zona Excéntrica, organizaba una lectura conjunta en la que me anoté tan rápido como pude. Pronto recibí el libro digital, y comencé la lectura un poco después, pero con entusiasmo.

Ese entusiasmo no desapareció en ningún momento, y tuve suerte esta vez: pude hallar tiempo para lecturas largas, y acabe la lectura relativamente pronto, así que no hubo confusiones ni nada.

El inicio fue lo usual: introduciendo situaciones y lugares, todo esta bien, todo transcurre tranquilo, es solo una historia que avanza tranquilamente... ¿ah, no? ¿En que momento entró el terror? ¡Ni idea! Cuando me di cuenta, estaba todo oscuro y tenebroso y había tanta sangre.... Definitivamente trabajó muy bien ese aspecto.

Algunos de los personajes están muy bien llevados, y la lucha de todos los involucrados por alcanzar sus metas respectivas se expone bien, a cuentagotas, en los momentos oportunos, jamas se siente forzado.

Pero todos cumplen el rol para el que sin duda estaban pintados. En otras palabras, no hay sorpresas realmente (o eso, o me he vuelto brillante sacando conclusiones sobre los personajes, y no creo que vaya por ahí el asunto).

Me tenia intrigadísima y lo leí de principio a fin sin liarme ni aburrirme, pero sentí que le faltaba algo.  Entre mas se acercaba al final, mas se notaba esa especie de vacío. No sé decir por qué, quizá se iban acabando las preguntas, o se detuvo el descenso a la locura. Quizá fue impresión mía.

Temo hablar del final, ¿que tal si hablo de más? ¿Se considera spoiler si digo que esperaba algo un poco mas dramático o al menos místico?  En todo caso, me encanta leer un final que se mantiene, en lugar de saltar entre una opción a otra. 

Dicho eso solo puedo recomendarles que le den una mirada y saquen sus propias conclusiones.

¡Compártelo!

2 comentarios:

Maria O.D.

Ya desde la sinopsis, el libro engancha muy bien; sin duda, en cuanto tenga la oportunidad, lo leeré sin falta. ¡Saludos!

Judith

Hola Tania !!
Al menos logró su cometido de entretenerte y saber como terminaba, gracias por la reseña y por participar!!
Besos.

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger