Reseña de Marzo: El último Prestel

Este es el libro, visto desde fuera:

    La rosa de los cuatro estados 
El último Prestel
   Amador Peña Ruiz



Lulcio vive una mentira, y aún desconoce ser distinto al resto. Su apellido le hace único, un poder que todos anhelan fluye por sus venas, e ignora la relevante historia de sus antepasados. A los 16 años, un cometido le revelará sus orígenes, se cuestionara hacer honor a su apellido y conllevara enfrentar a un mal que solo necesita su cabeza para reinar. Los apodados sin almas serán su sombra y Arcano, principal discípulo del mal, no dará tregua al chico a través de un mundo mágico pero condenado. El último Prestél necesitará ayuda, y se conjurará para comenzar una peligrosa odisea de búsqueda y huida paralela, buscando despertar al bien que oculta su entrelazado pasado. Cuatro caídos, cuatro nombres olvidados, cuatro destinos ligados para resurgir como uno solo.


Y ésta es mi historia con él:

¿Supieron de la lectura conjunta de El último Prestel, que se organizaba en twitter? Yo sí, prácticamente tarde. Pero igual me embarqué. No empecé a tiempo, y terminé apenas el ocho de marzo o algo así. Todo culpa de la tecnología, excepto lo que fue culpa de mi falta de organización y mi facilidad para despistarme.

Leer un libro así, con tantas pausas, una de ellas bastante larga, es difícil. Pero no fue tanto con éste, quizá porque la mayor parte de los personajes tienen rutas, propósitos y lealtades bien definidos, así que no me costaba recordar por donde andaban. Además, cuando hice la pausa más larga solo habían dos grupos de los cuales ocuparse... Aunque habían detalles, ambos los recordaba bien porque los sufrí. Uno por triste y otro porque justo estaba yo diciendo que sería mejor que no siguiera con ellos si los iba a atrasar mas de lo que les ayudaba. 
Sabia que ambos iban a volver y a eso le pegué, pero no fue para nada como yo imaginaba. 

Creo que pondré eso como punto a favor: que aunque se apega a ciertos patrones, a ratos algo es inesperado... para bien o para mal. También el hecho de que hay suficiente gente para mantenerlo interesante, pero no demasiados como para que yo piense en saltarme una parte porque no me importa lo que pase con los que salen en ese capítulo (sí, me ha pasado, pero no creo haber reseñado ningún libro así).
En contra, diré que esos personajes tienen mucha mas personalidad de la que se nos deja ver la mayor parte del tiempo. Siempre se trata de la travesía, de las descripciones, del villano... Sí, el villano es un personaje también, pero que curioso, siempre que leí sobre él lo conocí un poco mejor, al igual que a su interesante madre. A los demás.... no sabría explicarlo. No son personajes planos, para nada. Es.... ¿el tipo de narrador? ¿El genero? Por algún motivo siento que no llegué a conocerlos bien, y hubiera sido bueno hacerlo. Además, esta el lenguaje. La mitad del tiempo es demasiado sofisticado para mi gusto, y supongo que pega con el género, pero varias palabras se sienten fuera de contexto y otras lo están.

La misión de los protagonistas es loable, su camino es difícil, y su preparación, diversa. Desde el hombre mas informado hasta el jovencito ingenuo, pasando por una gama de habilidades especificas (contando una adquirida en el camino), este equipo está bien armado y crece con el tiempo. Sus enemigos... el último es el que mas intrigada me dejó. Y otro de ellos me dejó averiguando si yo entendí todo mal sobre él, o si el autor le dio características que no debería tener.

Un excelente cierre con los cabos sueltos de rigor pare seguir escribiendo, definen el final de la aventura, por ahora. Y cuando esos valientes sigan su camino, la historia puede mejorar mucho, pero si lo consigue o no, solo el tiempo lo dirá.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger