Destinatario (Mala historia #19)

Existen los pobres que apasionados por la cultura o la belleza, los millonarios que se las dan de cultos, y los coleccionistas de arte completos. Hay artistas, compradores, vendedores e imitadores.
También está Rey, claro, pero ¿qué diablos es Rey?

Rey nunca vendió un cuadro, ninguna galería exhibió nada suyo. Pero las dos pinturas que en la vida ha hecho son hermosas. Sabe mucho sobre arte, pero sólo cuando se trata de entender un mensaje o psicoanalizar al autor en "esa etapa de su vida"; de técnica no entiende una palabra, por eso no culpa a los que no le creen que esos dos tesoros en la pared son obra suya.

Ha comprado un centenar de cuadros, elegidos con rigurosos y complejos criterios. Por supuesto que no tiene donde guardar un centenar de pinturas (ni podría comprar tantas; aún cuando no son las más costosas, tampoco son baratijas), solo tiene esa pared en el fondo de su sala. Y sí, el del centro es un original... Los otros dos también, son los suyos, lo vimos pintarlos, le tomó años. Esos no los vendió, pero sí cada pieza que ha comprado...

—¿Vas a conservar ésta? —le pregunto, señalando con la mirada el retrato en el centro de su muro.

—No para siempre, espero.

No me sorprende.

—Pero es hermosa —comento, aunque todas han sido hermosas a su manera.

—Lo es —admite rápidamente, con una sonrisa y tono de sorpresa—. Por eso debo encontrarlo.

—¿Encontrar qué? —nunca habíamos hablado sobre esto, ni siquiera estoy segura de cuál es el tema del que hablamos.

—¿No lo sabes?

Niego con la cabeza, desconcertada. ¿Es que debería saberlo?

—A su destinatario. Cada pintura, cada canción, cada edificio del mundo, todo es un mensaje. Y uno de estos días encontraré a una persona que pueda entender éste.

¿Por eso vendió unos a tan buen precio y otros prácticamente loa regaló?, ¿porque se los ofrecía a quienes los valoraban más? Ya veo.

Al parecer mi hermano mayor es un buscador de destinatarios, no de cuadros.






Décimo octava de las 52 malas historias que surgen de los disparadores literarios que propone la Agenda Creativa 2016 de Indigo Crea



Es totalmente imposible escribir 52 malas historias seguidas.

-Ray Bradbury


¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger