En el principio... (entrelazando ejercicios literarios)

Hola hola, coleccionistas de historias. 
He aquí el resultado de mezclar disparadores creativos. Un poco gracias a la guía para la aprendiz de escritora, un poco con la ensaladita de palabras que tocaba para la mala historia de esta semana.

En el principio...

En el principio creo Dios los cielos y la tierra. No tenemos idea de para qué o por qué, pero lo hizo. Y no vio motivos para detenerse ahí.

Parte del resultado fue el mundo que habitamos.  Comenzó como un mundo muy chico, plano y rodeado de agua, pero no dejó de crecer. Parecería que sí, en un par de ocasiones, pero esa era sólo un estrategia divina para que la gente no se deleitara en la certeza de que su creador haría todo por ellos.

Desde los grandes reptiles que prefirieron evolucionar en aves pequeñas, hasta los pececillos que se arrastraron hasta la superficie de la tierra, cada criatura se permitió disfrutar de la vida, conscientes de que su creador les daría vida mientras viniera al caso. Algunos, sin embargo, se hacían su propia casa o viajaban muy lejos.

Una especie fue más allá que otras: los seres humanos, en su incalculable vanidad, creyeron que debían construir, cuidar de si mismos y comprenderlo todo. Desde observar la naturaleza y encender una llama, hasta abrocharse el cinturón en un cohete espacial; estos pequeños fragmentos de la obra en proceso de Dios fantasearon con ser  el centro de la creación, los hijos favoritos y, en muchos casos, sus propios creadores.

Así fue como crecieron, aprendieron y construyeron. Domesticaron a otros animales para que les advirtieran de amenazas con su ladrido, llevaran cargas pesadas o eliminaran a las criaturas que no podían domar. Destruyen bosques, movieron ríos, acortaron distancias y aprovecharon el espacio en todas las direcciones.

Se convencieron de que el universo ya estaba terminado, o de que no había sido creado, y el gran diseñador les permitió vivir a su manera, aportando lo que podían a la constante construcción del todo que no acaba de empezar.




Es totalmente imposible escribir 52 malas historias seguidas.

-Ray Bradbury

Décimo primera de las 52 malas historias que surgen de los disparadores literarios que propone la Agenda Creativa 2016 de Indigo Crea


En el principio...

Ejercicio # 40 de la Guía para la aprendiz de escritora, por Grisel R. Núñez.

El tema: el origen del universo. La frase inicial: Génesis 1:1. La recomendación: olvidar lo que sé de religión o en lo que creo sobre la creación.
El resultado... aún en dudas.



¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger