(Ficha de personaje) Pablo - Todos somos normales


Personaje #6.
Tema músical: Ministry of Magic - "Don't Leave"




Pablo Meza

Rol en la historia: Spoooilers.
Ocupación: Estudiante. Aprendiz de Cornelia.
Edad: 17
Raza: Mago nato



Descripción física:
  • Alto y larguirucho, acaba de dar el estirón, después de ser el más pequeño de la clase.
  • Piel color nogal oscuro.
  • Ojos café muy oscuro, cejas gruesas, pestañas cortitas.
  • Dientes irregulares, su rostro es más o menos caballuno.
Personalidad:
  • Tiene un pensamiento pobre (no negativo, pero sí deprimente) de sí mismo y del mundo.
  • Cree que hay bondad en todos, pero también maldad, y que elegirán el mal cada vez que sea más cómodo; quizá es por eso que suele mantener una distancia segura de casi todos. 
  • Cuando forma vínculos es... demasiado intenso, dedicado y exigente.
  • Aunque se siente inapropiado para cualquier tarea, sabe que TIENE que cumplir todo a lo que se comprometa.
  • Pesimista… excepto que eso no es razón para no intentar, si no para empeñarse más.  Introvertido..
Hábitos/Gestos:
  • Se sobresalta con prácticamente todo… pero posiblemente está sobreactuando.



Transfondo:
Después de doce años de ser el hijo perfecto, Pablo comenzó a dar problemas. Sus padres consideraron todo tipo de explicaciones, desde un enamoramiento temprano, hasta una enfermedad, pasando por estrés y drogas.
Pero en los cuatro años siguientes, no hizo más que empeorar, obsesionado con temas que a ellos les sonaban como ocultismo. Y sí se informó sobre ocultismo, pero también sobre otras posibilidades más científicas. Él buscaba respuestas para los síntomas que no le había contado a nadie.
Las encontró en Dos inviernos, hace menos de un año. Ahora vive en el pueblo y tiene un trato con la bruja: ella le enseñará todo lo que pueda si el continúa su legado como un protector, en Dos inviernos si es posible.

Conflicto Interno: En secreto, se siente insuficiente sin importar el contexto.
Tiende a esconder sus debilidades, miedos y culpas; también suele culparse en cualquier escenario.
Se obliga a “arreglar las cosas” o a “hacerlo bien”; no sabe rendirse pero ningún logro mejora su opinión de sí mismo.

Conflicto externo: En principio desconfía de todo y todos. Una vez que alguien se gana su confianza, confía ciegamente (eso deja espacio para defraudarlo una sola vez, una oportunidad invaluable para quien quiere hacer daño... pero no hablemos de eso).



Notas:

  • Tiene más poder del que puede controlar
      

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger