Adivina qué es (EAE #54)

Todo empezó cuando un libro electrónico
—¿no es eso algo poético?—,
sin los extranjerismos
que a menudo requiere hablar de ella,
me pidió describirla:
describirla con versos.

Aunque la red de redes fue mi primera idea,
ella es mucho mas vieja,
acumulando arrugas desde los viejos tiempos de la rueda.

En la ciencia ficción suele verse brillante,
inalcanzable,
con todo y las palabras más propias de la ciencia,
obsequio de los genios del futuro.
Pero es sólo otra hija de la necesidad.

Es la hermana perdida del arte,
un estilo de lápiz a la vez.

De la medicina es aún mas cercana.
Sabe monitorear a sanos,
enfermos y raros.

Las escenas expuestas en paredes y pantallas
son cortesía suya.
Cada vez que volamos, es por ella.
Lástima por los virus construidos por el hombre.
¡Qué miedo con los usos que le dan en la guerra!

Pero como los números,
ella siempre aparece.

Ya es parte de nosotros.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger