Una moneda por tus pensamientos (Microrelato)



Una moneda por tus pensamientos.

No una de muy alta denominación, que tampoco siento tanta curiosidad.  Pero, sí, un poco. Ella no parece muy interesada en lo que estás pensando cuando lo decide. No creo que se de cuenta de que también tú lo decidiste.

Ni tu ni ella le dan el dramatismo que suele mostrar el cine, no se enredan ni angustian, ¿quiza sabes exactamente lo que haces? Ella no tiene idea, pero no cree que haya mucha ciencia en un gesto como ese. Ella aún no lo sabe, pero no es de las que cree que haya nada especial en acercar sus labios a los tuyos.

Oh, estoy segura de que rozar sus labios no es todo lo que quieres. ¿O lo es? ¿Eres como esos jovencitos de los libros, tan inexperto e inocente como la adolescente que ahora piensa que es mas interesante la charla que los besos?

¿No sería tierno si resulta que también piensas eso? ¿No sería triste si te estás preguntando con que excusa dejarla? ¿No sería divertido si lo único en tu mente justo ahora es que tienes un montón de tarea para el colegio?

Sí, creo que podría pagar unos centavos por saber lo que piensas, solo para conocer ambas versiones.

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger