Microrelato (ejercicio literario)

Como en esa serie que te gusta más que yo

Me pareció un buen día para hacer tus maletas, ¿sabes? Porque allá afuera se está cayendo el cielo a gotas.
Se que te gusta ese tipo de escenas. ¿Ves? Aún ahora, sigo buscando un gesto que sí veas.

Abandona todo (ejercicio literario)

Abandona todo, si puedes hacerlo.

La edad, que te abandonará de todas formas.
El nombre que no cambia tu aroma.
El oficio que tienen tantos otros.
Las personas que tienen vidas propias.
Ese lugar que conoces demasiado.
Las respuestas que ya obtuviste antes.
Los libros que ni siquiera has leído.

Abandona todo lo que puedas soltar.
Abandona todo lo que no quiera soltarte.
Conserva tus preguntas sobre ti.

----
Recién encontré este reto en un grupo de facebook. Llego tarde y no es tan personal ni tan pensado como debería, pero aquí está.

Cómo escribir personajes con los que el lector se pueda identificar

¡Hola lectores!

Cómo ya sabrán quienes han paseado por el blog, no acostumbro escribir entradas con consejos para escribir. Pero una tarde de estas, en una de esas fuentes de distracción que conocemos como redes sociales, me sorprendí escribiendo una respuesta demasiado larga a una pregunta sobre construcción de personajes. En vista de eso, decidí que sería más apropiado estructurarlo mejor y dejarlo aquí, para quien pueda encontrarlo útil.

Así que me puse mis lentes de lectora y así surgió esta lista de factores que ayudan al lector a identificarse con un personaje. Es… algo más larga de lo esperado, así que agregué un resumen al final, para los que van con prisa.

La lista:
  1. No cambies el carácter o las capacidades del personaje de forma repentina. Sí estás escribiendo a un poderoso hombre lobo que hará frente a cualquier entidad humana o sobrenatural, por favor no nos salgas con que huye de una sombra sólo cada vez que quieres escribir una escena divertida o una interesante persecución. En particular, ten cuidado con los detalles que sacas de la manga en un momento “conveniente”.
  2. Lo anterior no significa que no debas darle varios aspectos a tu personaje. Hasta el personaje más cobarde puede sorprendernos luchando contra el mismísimo demonio porque su miedo lo vuelve un luchador cuando no tiene la posibilidad de huir. Hasta la más hábil oradora puede tener problemas para pronunciar una palabra en particular. Después de todo, las personas tenemos muchas capas, aunque muchos piensen que eso es cosa de ogros, helados napolitanos y Lando Calrissian.
  3. El truco está en mostrarnos al personaje poco a poco. Y para eso, antes tienes que conocerlo a profundidad.
    Es cierto que en una historia cada personaje tiene su rol y su marca personal, pero no es lo único que tienen. Así que no basta con contarnos que es "un príncipe" o "una ejecutiva sin corazón". Debes mostrarnos qué es lo que le importa (y qué no), qué le conmueve, qué piensa sobre esas mismas dudas que nos causan conflicto. 
    Incluso te servirá definir rasgos y valores que no escribirás directamente, pero que te permitirán saber cómo toma sus decisiones; aunque los lectores no vamos a notar tu esfuerzo, si veremos a un personaje consistente.
  4. Evita darle actitudes o rasgos sólo porque aplican a la trama. Debes… darle motivos y herramientas. No sé muy bien cómo explicarlo así que seguiré con los ejemplos:
    • En lugar de decir que "al protagonista le atrajo de inmediato la chica nueva"; déjanos ver que es lo que le llama la atención, explica por qué le interesa ella y no otra. ¿Qué dice eso de él? ¿La juzgó correctamente?
    • ¿Estás describiendo a la estudiante más poderosa de la escuela de magia? Eso está muy bien, pero cuéntanos cuánto le costó aprender los hechizos que la hacen tan impresionante; a la mayoría nos será más fácil identificarnos al saber que no le vino todo gratis.
    • Espera. A lo mejor tu personaje definitivamente es un prodigio y sus legendarias habilidades de combate tienen alguna justificación mística en lugar de muchos años de entrenamiento. En ese caso, quizá quieras dejarnos saber qué precio pagó. ¿Sacrificó algo? O peor: ¿se lo arrebataron? ¿Le hace sentir excluido? ¿Preferiría poder salvar vidas o construir puentes en lugar de romper huesos?
  5. Las emociones son muy importantes. Deben tener una razón de ser (aunque sólo sea así en la imaginación del propio personaje), y deben ser profundas, paralizantes o justo lo contrario; y, sobre todo, deben ser consistentes con el personaje… casi siempre.
    De vez en cuando, sorprende a tus personajes con emociones nuevas, pero hazlo con consciencia de lo mucho que eso los confunde, y aprovecha para mostrarnos cómo reaccionan frente esos cambios.
  6. Que no falte el consejo que es tendencia: dale defectos a tus personajes. Hazlos vulnerables y/o dales un lado oscuro. Pero no caigas en la trampa de minimizar esos defectos o justificarlos. Deja que el personaje los sufra, que se avergüence. Entenderemos esa emoción, todos hemos estado ahí. Estaremos pendientes de su lucha contra el problema, nos decepcionaremos cuando falle y, si hay suerte, estaremos felices de verlo vencer a ese enemigo interno. Al menos yo, aplaudí que Marty tomara la decisión más sensata sin importarle que lo llamaran gallina; ¡y mejor no comienzo a hablar de lo épico que me pareció ver a Vanellope convertir su falla en un superpoder!
  7. Con muchos lectores te ayudará enfocarte en algo específico que ubique al personaje como una minoría, sufriendo los problemas que estas personas enfrentan, descubriendo y disfrutando de las ventajas únicas de su situación, y llevando sus cargas tan bien como su personalidad y sus capacidades lo permitan. No sólo es importante para los lectores que de algún modo se identifican con esa minoría; todas las personas alguna vez hemos estado en ese punto en que nos sentimos aislados o  solos contra el mundo.
    Asegúrate de no convertir eso en su única descripción: no lo etiquetes. Un personaje realista es más que su religión, su raza, su carga personal, o sus preferencias. Es la suma de todo eso, y ese algo extra que se desarrolla de algún modo en cada quien.

El resumen:
Ten presente que un ser humano tiene muchos aspectos, algunos no son agradables y a veces intentamos cambiarlos. Define bien cuáles son, cómo se complementan y qué significan para el personaje y para la trama. Ten presente todo eso mientras nos describes al personaje y cada vez que lo veamos tomar una decisión o enfrentar un escenario.


Eso es lo que mi lectora interna opina. ¿Están de acuerdo? ¿A ustedes que les hace empatizar con un personaje?

El final

Se lleva un trozo de pan a la boca mientras yo vierto leche en una fuente.

El desconocido en la caja tonta dice que el final está ocurriendo en la ciudad de al lado, y repetimos con voz temblorosa las quejas y las plegarias de ayer y del día anterior a ese.

No nos atrevemos a decir que nos morimos de miedo porque el final llamará a nuestra puerta derruida más tarde o más temprano.

No nos acabamos de dar cuenta de que mientras nos espantamos ante la mención de ese final de película de miedo, no hacemos más que aferramos al exterminio que, por ser tan familiar, pasa desapercibido.

Una cuchara limpia tintinea contra mi fuente. Unas migas de pan caen al suelo. 

No tenemos forma de saber que, del otro lado de nuestra puerta quejumbrosa, una persona siente hambre por última vez.

Desafío 52 Versiones: Diciembre (Personajes 49 - 52)


¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!

Llego tarde como nunca, y éste podría ser el último tema del año en el blog. Suena más o menos justo, cerrar el año con el final de este ejercicio literario a largo plazo. Espero que haya sido útil a los que buscan inspiración, experimentos, y todo lo que hay en el medio.

Les dejo, con mis buenos deseos para las festividades y el año por venir, la última lista de disparadores creativos de este año:
# 49. No le gusta la época navideña, pero si los principios que se supone que se celebran en esas fechas.

# 50. Tuvo que ver con una producción navideña de cualquier tipo. Todos piensan en navidad al verlo(a), y ya empieza a molestarle.

# 51. Es el último adulto que cree en San Nicolás (en un mundo en que no existe). Si estás escribiendo en un mundo en que  sí existe, es el único que no lo creerá aunque lo tenga enfrente.

# 52. Un ateo que cree en el espíritu navideño y lo comparte.



Para los que no saben de qué va esto, la versión corta es que se trata de un método para mantenernos inspirados todo el año. Al inicio de cada mes les presento 4 o 5 disparadores literarios. Elijan los que quieran y con cada uno inventen un personaje. Hay varias opciones sobre lo que pueden hacer con los seres ficticios resultantes, pero la premisa es que todos los personajes de un mismo autor viven la misma situación de una forma u otra. Pueden visitar la entrada principal para ver los detalles.

Recuerden que pueden compartir su progreso (ya sea el escrito, o sus anécdotas y dudas del proceso creativo)

Personajes (disparadores) anteriores:
Enero
#1. Protagonista muerto(a)
#2. Experto(a) fuera de su zona de confort
#3. Prejuicioso(a) con poder
#4. Alguien siente mucho frío, pero no puede usar abrigo
#5. Inspírarse en esta imagen, tomada de https://pixabay.com/
Febrero
#6. Su tema músical es Ministry of Magic - "Don't Leave"
#7. El sanador
#8. El talento inesperado
#9. Su libro favorito es...
Marzo
#10. Una buena persona
#11. Una persona del sexo opuesto
#12. Una persona común
#13. Una persona extraordinaria
Abril
#14. Soy el escritor
#15. ¿Me perdí de algo?
#16. ¡Soy un héroe!
#17. A mí ni me miren
Mayo
#18. El que salió en las noticias… de casualidad.
#19. El ser (mítico) de youtube.
#20. La amiga del amigo de un primo de tu contacto… o algo así.
#21. El personaje historico que no llegó a los libros de texto.
#22. La madre promedio.
Junio
Personajes 23-26: 4 imágenes (también son de https://pixabay.com/)
 

Julio
# 27. Celebra una religión que no practica.
# 28. Celebra una muerte
# 29. Celebra el cumpleaños de alguien que no le agrada.
# 30. Celebra el aniversario de una relación
Agosto
# 31. El maestro de escuela con amnesia selectiva
# 32. El abogado que persigue en secreto su vocación
# 33. El animador de fiestas infantiles
# 34. Gana mucho dinero por cumplir una tarea muy especifica en la forma precisa
Septiembre
# 35. Saca su basura en bolsas pequeñas
# 36. Saca la basura en un contenedor grande
# 37. Tiene dos contenedores de basura fijos frente a su casa; los contenidos están clasificados de modo que aquello que aún podría servir de algún modo está separado.
# 38. Corre a sacar la basura cuando pasa el camión.
Octubre
# 39. ¿Cómo es su escritorio?
# 40. Las paredes están pintadas o empapeladas de manera inusual.
# 41. Hay algo bajo la cama. Yo espero que no sea un monstruo… o el personaje.
# 42. Un haz de luz solar entra directamente desde arriba.
# 43. Esta persona tiene más de una habitación.
Noviembre
# 44. Escribía un anecdotario
# 45. Tiene un blog/vlog.
# 46. Nunca ha leído un libro (en ningún formato).
# 47. Escribe poesía triste en los días soleados, y poesía feliz en los días grises.
# 48. Su vida estuvo en riesgo (o lo está ahora mismo) por culpa de una condición climática que usualmente no es peligrosa.

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger