Sí, pasa.

A lo mejor no me corresponde a mí decirlo, pero no sería la primera vez.

En el colegio público donde estudié ciclo común - ese mismo que me resulta irreconocible - siempre ha habido gente de las aldeas, o del mismo pueblo, con problemas económicos. Gente que de un modo u otro sale adelante, y por eso uno ni se fija.

Pues "uno" no es toda la humanidad, y a veces salen adelante porque alguien se fija. Al parecer, no conozco a los involucrados pero (como la del granjero) conozco la historia. Algunas de esas historias, al menos.

En lo pequeño, prestando un Lempira o menos a un compañero para que no se retrase en alguna clase, o en lo grande, uniéndose con los demás compañeros, para asegurarse de que uno de ellos no tenga que retirarse por que no puede llegar al pueblo.

Y esos son los mismos muchachitos que pelean por nada o que matan pajaritos a pedradas, porque todos son buenos su modo, aunque no les hayan explicado hasta que punto llega el amor, hasta que tipo de personas llega el respeto, hasta que especie es valiosa la vida. Pero, ellos hacen lo que pueden con lo que saben. Ellos. Nosotros.

Hacemos lo que podemos.

Después de escuchar esa historia, me sentí optimista.

¡Compártelo!

1 comentarios:

MoonsDream

Cada uno hace lo que está en su mano, pero los que tienen más oportunidades a su alcance, no siempre hacen buen uso de ellas, y además, exigen que las usen bien a los demás... Pero bueno, cada uno es como es, hace lo que puede...

Te leo!

¡¡Besos!!

Publicar un comentario

Buscar

 

Mis otros blogs (ahora en silencio)

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger